Bienvenidos a mi Rinconcito de luz...

Bienvenidos a mi Rinconcito de luz...

viernes, 17 de enero de 2014

El Amor en la Pareja.

Mirar tus ojos por vez primera
y sentir la emoción del primer abrazo,
recorrer tu cuerpo con las manos temblorosas
ver todo el  mundo en tu sonrisa.
Eso es el Amor...

Es difícil mantener en el tiempo esa primera emoción que creemos es el amor. Cuando conocemos a alguien la primera impresión que nuestro cuerpo experimenta es una simple atracción por el aspecto físico de la otra persona; existe un elemento en el conjunto que representa su cuerpo que nos gusta y nos hace sentir atraídos, nos produce una sensación de bienestar y confort. Este primer encuentro nos permite visualizar sólo lo externo de la otra persona, sus olores, su forma de hablar o reír y por lo tanto nos agrada y produce cierto placer.
Al principio relacionamos esta sensación de placer con el amor y nos creemos "enamorados", embelesados por la apariencia que el otro nos trasmite.
El amor en la pareja no es algo momentáneo o como muchos dirían "amor a primera vista". Esto es sólo atracción. 
Cuando establecemos una relación formal y nos mantenemos dentro de ella, con el pasar del tiempo van surgiendo nuevos elementos que se van agregando a esa primera atracción, sus gustos, sus intereses, sus pasiones y su rutina. Si son comunes puede que la pareja se mantenga en el mismo nivel de interés que al inicio; si no, es posible que existan distanciamientos al principio serán casi imperceptibles y poco a poco se harán mas notorios.
También es propio que uno de los dos quiera impresionar al otro, o ambos. Esto conlleva a formarse una imagen distorsionada de la personalidad de su compañero o compañera, que con el tiempo es difícil mantener y puede causar decepción.
En las relaciones de pareja o en cualquier otra, es importante que se tenga presente primero que somos seres individuales, con costumbres propias e intereses únicos y completos. NO formamos parte de otro, ni somos almas gemelas de nadie. 
El concepto del individualismo nos hace mas auténticos y podemos establecer una conexión con el otro, respetando estas individualidades.
Ojo, no hablo de un individualismo basado en el egocentrismo, sino en el respeto por el espacio que le corresponde a cada quien.
Aceptar que antes de formar pareja, ambos tenían vidas independientes, con amigos, trabajo, rutina, familia y aficiones propias. No es parte de una relación de pareja prescindir de estas cosas ni de compartirlas a menos que el otro sienta interés por alguna de ellas. 
Nunca se debe obligar a nuestra pareja a aceptar las cosas o personas que nos gustan y menos a abandonarlas, ya que con el tiempo se volverá en  contra y formara rencores entre ambos. La famosa frase:
 "Yo dejé esto o aquello por ti".
La relación de pareja es un camino donde DOS personas completamente independientes, únicas, emocionalmente "sanas" y felices consigo mismas, se unen de manera armoniosa y satisfactoria para recorrerlo juntos.
Nadie puede adivinar si ambos llegarán hasta el final juntos, pero si se respeta la individualidad del otro, esto se traduce en buena autoestima, excelente comunicación y una continua retroalimentación positiva para ambos.
El amor es una simple emoción, donde existe el respeto, la tolerancia y la necesidad de crear un ambiente agradable para el otro. Es un concepto que no nace de repente, sino se construye con el tiempo, con el convivir, con los años.
El amor no se dice, se expresa con acciones. 
El amor tampoco es tener placer sexual, no siempre con quien se tiene sexo se ama. El sexo en la pareja, es parte de esa expresión del sentimiento que tenemos por el otro y en la medida que la pareja se consolida y crece, esta expresión se hace mas autentica, mas sentida. 
En resumen, el verdadero amor es un sentimiento maravilloso que se fortalece con el trascurrir del tiempo, donde existe el respeto por el espacio de nuestro compañero o compañera, donde los éxitos de uno es el éxito del otro, donde las vías de comunicación son abiertas y claras, donde la paciencia y la tolerancia por las diferencias no son dones impuestos, sino surgen de manera espontanea, donde el sexo no es una necesidad, sino un complemento de la relación, finalmente, el amor real y verdadero, sabe superar los obstáculos y donde cada ser camina hombro con hombro con el otro, no delante para guiar, ni detrás para seguir, sino al lado para apoyar y crecer juntos. <3  

No hay comentarios:

Publicar un comentario