Bienvenidos a mi Rinconcito de luz...

Bienvenidos a mi Rinconcito de luz...

miércoles, 30 de julio de 2014

El Reto de Ser Padres

Tengo un hogar dulce
donde moran mis amores.
lleno de rincones limpios,
para que en ellos se alojen.
Es mi corazón de oro,
que entrego con pureza.
A los hijos del mundo,
a los que dejaron en mi puerta.
Sigo siendo madre,
mas que nada en la vida.
porque cuando tenemos uno,
así lo dijo un Poeta:
"Se tienen todos los hijos de la tierra".
Han sido muchos los que he tenido,
aunque ya no tenga despensa,
pero me ha sobrado amor;
me ha sobrado remesa,
porque cuando tenemos un hijo,
así lo dijo un Poeta:
"Se tienen todos los hijos de la tierra".
Por eso será que Dios,
me vio como madre eterna,
con un corazón de oro,
para todos los que toquen mi puerta.
Misaida Córdova 


No hay nada más difícil que entender el mundo de los hijos, cada uno con sus individualidades, sus caracteres tan particulares, sus demandas, sus deseos.

Soy madre de cuatro hijos, pero he criado muchos... Algunos se quedaron por largos años, ya hombres (todos por alguna razón varones) aún me dicen mamá. Me estremezco al oír esa hermosa palabra de un hombre joven, ahora casi desconocido, se acercan a mi y me piden la bendición, me abrazan y siento que mis lagrimas luchan por salir, pero me contengo. Mas mi corazón se llena de gozo al verlos hechos hombres de bien. Hice una buena labor!
Aunque no todos, lastimosamente, vi morir a tres de ellos... Almas difíciles, aunque nunca me rendí en darles amor y consejo. No dejo de recordarlos con tristeza y me pregunto que pude haber hecho para evitar que se perdieran por el camino; pero después miro a los otros, oro y me reconforto.

Crezco y aprendo, nunca dejamos de aprender como padres y madres. Ahora tengo más paciencia, pero menos energía que antes y aún tengo niños. 
Lo mas importante es que me doy cuenta de las diferencias y debo adaptarme, ese es el secreto...Mas no dejar de lado que mantener los valores, la disciplina y las reglas son vital para ellos.
Existen dos puntos que me enseño mi madre y lo hago extensivo en mi propia casa:

  1. "EL QUE NADA SACRIFICA, A NADA TIENE DERECHO", todos en el hogar tenemos una cuota de responsabilidad. Cada uno dentro de sus potencialidades debe aportar para que exista un buen funcionamiento y para ello ambos padres deben ponerse de acuerdo y reflexionar sobre las fortalezas de cada miembro y aprovecharlas. De igual manera, cada uno es responsable por sus obligaciones como estudiantes, si trabajan, si se aplican en ambos o en ninguno. Tendrá mas derechos y beneficios aquel miembro que colabore mas o sobresalga en sus estudios y/o trabajo. Muchos padres, adoptan un comportamiento errado con los hijos que consideran "mas débiles", sobre protegiéndolos,  comprándoles cosas supuestamente para incentivarlos o realizando las labores por ellos. Esto sólo crea  sentimientos extremos en los hijos o son "sobremerecedores", piensan que todo se lo merecen sin dar nada a cambio. O forma personas "discapacitadas" emocionalmente, que necesitan de "muletas" para andar por la vida. En ambos casos, estos seres castrados terminan en comportamiento autodestructivos, con baja autoestima, depresivos e incapaces de establecer relaciones sanas de pareja, amistosas y laborales. 
  2. "TU ERES RESPONSABLE DE TUS ACTOS", aunque parezca duro y el corazón se nos arrugue, debemos dejar que los hijos asuman las consecuencias de sus actos y enfrentarlos solos. Si tu hijo llega con un juguete de la calle, hay preguntar de dónde lo sacó y si se lo trajo a escondidas, dejar que él mismo lo regrese y pida disculpas por su comportamiento. Eso no le hará daño, al contrario, le permitirá darse cuenta que lo que hizo no está bien y te aseguro que jamás lo volverá a hacer, solo por la vergüenza de sentirse señalado. Lo que JAMÁS debemos hacer es disculparnos por algo que ellos hicieron o quitarles responsabilidades que puedan enfrentar solos.
Somos padres, madres, NO MULETAS de nuestros hijos. Debemos guiarlos, corregirlos, orientarlos. Darles mucho amor y mantener una comunicación constante y efectiva con ellos. 
No es fácil, nada en la vida es fácil si se quiere tener éxito. El hogar es una empresa que requiere mucho esfuerzo y voluntad. Donde como gerentes no tenemos horarios fijos, no recibimos vacaciones ni beneficios a corto plazo. Pero el esfuerzo vale la pena. Y nuestra mayor recompensa es tener hijos exitosos, que saben luchar por sus propios logros, independientes, sanos mental y espiritualmente, que asumen riesgos y saben enfrentarlos de manera positiva y sobre todo que puedan formar su propia familia en valores, en amor y de calidad.

  
Dedicada a mi niña,
Te pido perdón por no tener la paciencia adecuada,
te pido perdón por no escucharte en ocasiones.
Te Amo y sigo aprendiendo para ti.
Gracias hija, por haberme escogido como tu madre!

 Yo sigo creciendo.... Aún me quedan niños!

No hay comentarios:

Publicar un comentario