Bienvenidos a mi Rinconcito de luz...

Bienvenidos a mi Rinconcito de luz...

martes, 23 de junio de 2015

Relaciones Laborales....La Pérdida de La Motivación al Trabajo.

Como extraviados en la vida,
Van los errantes caminadores en esta selva de concreto.
Sin un atisbo de humanidad… han perdido los sueños,
En sus facciones  se dibuja el  pesar….
Sin emociones que representan la falta de sueños.
Se aglomeran como manadas, automatizadas por el vaivén de la vida.
Se tropiezan unos con otros, nadie dice nada.
Nadie se queja, nadie se disculpa.
Ya no hay sonrisas ni recuerdos…
Me detengo entre la multitud aglutinada y espero.
Me remonto a la historia de Herman Hesse con su Lobo Estepario,
Sólo yo sonrío y evito la negación de los recuerdos,
Es una multitud de lobos de estepa, solitarios en su devenir.
Con el quejido ahogado del dolor de la gota que revienta en sus huesos.
Con el quejido ahogado de la soledad que los inquieta.
Nadie dice nada, nadie pregunta, nadie se atreve.
Buscan las puertas imaginarias que los lleven a puertos de tranquilidad,
Esa que nadie encuentra, buscan afuera lo que está por dentro.
Sólo el corazón sabe de corazones y sólo el alma conoce de almas,
Sólo lo humano sabe de humanidad.
Misaida Córdova


Hace algún tiempo escribí los versos que comparto al inicio de mi reflexión y precisamente hoy volví a ver una manada de "Lobos de Estepa" en mi sitio de trabajo... Ya mi mente flotaba alrededor de un pensamiento; por lo que me permito expresarlo en estas lineas a ver si de alguna manera suelto y libero esa energía que me perturba, quizás en busca de respuestas en quienes me lean o a medida que voy llenando mi entrada de pequeños caracteres, le doy significado.




Escribir sobre las relaciones personales sería como intentar crear un problemario de matemáticas, ya que no soy sociólogo y/o afines y menos especialista en materia de álgebra... Pero como ser humano, me frustra la inhumanidad que está apoderándose de los corazones de las personas.   Es fácil entender que vivimos en tiempos de crisis social y económica, pero es aquí donde debemos imponer nuestro raciocinio e inteligencia emocional para crear un frente unido de esperanza y paz espiritual, con el fin de mantener la cordura.

Sin embargo, contrario a esto, cada vez nos alejamos, aislamos o simplemente permitimos ser victimas de la amargura, la desolación y el odio por quienes no piensan igual o superan los obstáculos con trabajo y dedicación. Vivimos en la era del "Por qué no lo hace él o ella", "No voy a hacerlo para darle gusto", "Esa no es mi función", "A mi no me contrataron para esto o aquello".

Reflexionando mas allá, también esta la desmotivación laboral que se da sobre todo en un país como el mio, donde no se valora el mérito, sino el color de la bandera política, tus conexiones con dirigentes comunales, entre otros.

¿Pero es necesario el reconocimiento de tus jefes y empleadores para hacer las cosas con agrado y lo mas importante, tener una relación con tus compañeros de forma cordial y respetuosa? 

Aunque es parte de la satisfacción y crecimiento personal que exista un reconocimiento  por el trabajo realizado, debemos entender que lo principal es la autovaloración. Somos individuos competitivos por naturaleza, pero ese accionar debe ser desde adentro. Formarnos la conciencia que la competencia debe ser con nosotros mismos, superando cada día los retos propuestos en la labor que desempeñamos. Por lo menos, si no reconocen un trabajo bien hecho; tenemos la dicha y la conciencia tranquila que lo logramos.


Aunque es muy tierno ver este tipo de imágenes,
es un llamado de atención, sobre como nos sentimos
en el trabajo
En cuanto a las relaciones personales entre los empleados de una empresa o institución, se debe fomentar un clima de respeto y cordialidad entre todos para que esta funcione de manera positiva en beneficio de la misma y el colectivo en general. No es agradable levantarte en la mañana y pensar que estarás de  seis a ocho horas durante los cinco días a la semana o quizás seis, en un ambiente hostil, donde responder un saludo se limita a una mueca con desgano o que se formen pequeños grupos internos para criticar, hablar mal y crear conflictos innecesarios que solo dejan un malestar en todos.






Mas allá de esto,  es bien cierto que en todo sitio de trabajo, el líder, gerente, empleador, director, etc, lleva la batuta para mantener el orden en su institución/empresa. De igual manera, como personas razonables, emocionales e inteligentes; podemos contribuir a promover un clima de paz y armonía que nos haga sentir con deseos de volver al otro día y hacerlo cada vez con mayor entusiasmo.



Quizás no nos den un premio, ni una medalla por ello; pero si estar tranquilos y disfrutar del tiempo que compartimos con los compañeros de trabajo que al final se vuelven nuestra segunda familia, por las largas horas que estamos allí.







No puedo cambiar el mundo escribiendo unas pocas lineas... pero si puedo hacer reflexionar a una sola persona, me siento recompensada.... Iniciando por mi....

SEAN MUY, PERO MUY FELICES Y DISFRUTEN DE QUIENES LOS RODEAN!!!!!!

2 comentarios:

  1. Una información increíble y que me ayuda mucho para seguir trabajando con las personas con actividades para empresas para que las relaciones gocen de mejor salud, artículo muy interesante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y es precisamente lo que se espera: Mantener un clima de cordialidad, respeto y tolerancia en el ambiente laboral.

      Eliminar