Bienvenidos a mi Rinconcito de luz...

Bienvenidos a mi Rinconcito de luz...

jueves, 19 de enero de 2017

Recuerdos Familiares, Nuestra Historia, Tesoros Invaluables


"Las cosas que mas nos interesan,
generalmente lleva tiempo conseguirlas.
Nuestra historia familiar
podría ser una de ellas"
(Anónimo)



A lo largo de nuestras vidas, pasamos por diversos momentos, muchos llenos de felicidad, amor, desdicha. Existen momentos de tragedia, de emoción..... Infinidad de aventuras que se convierten en nuestras vivencias, experiencias únicas e irrepetibles. 
En ocasiones, las familias tienden a eternizar esos recuerdos con fotos, escritos, tarjetas y todo lo que permita mantener vivido el momento.
Los recuerdos no solo quedan grabados en nuestras memorias, sino en los objetos que fueron parte de la niñez, adolescencia, de aquellas cosas que adquirimos en la adultez, en algún detalle que nos regalaron; en fin, nuestra casa con todo lo que hay dentro es parte de nuestra historia. 
En estos días una familia decidió vender su casa, que por mas de 30 años compartieron, todos sus miembros estaban muy pendientes del dinero, en cuánto se vendería y planificaron qué hacer con lo que le correspondería a cada quien. Pero nadie se detuvo a decidir con aquello que los hizo ser parte de un hogar. Los álbumes familiares con todas las fotos, habían cartas, tarjetas escritas por los hijos cuando eran niños, diplomas, certificados que son la muestra de los triunfos, del éxito alcanzado... Como estuve presente durante todo el proceso de mudanza, en silencio y con la ayuda de mi pareja, guardamos como un tesoro aquella historia plasmada en esos objetos invaluables.
No era mi familia, pero en mi corazón sé que cuando ya el dinero no esté, quedará el vacío y la sensación de que algo falta.
Mucha gente pensará que para qué guardar algo que no me pertenece y si les importó poco a sus dueños, por qué tenerlas... Siento que algún día les hará falta, para recordar cómo era su madre, su padre, para revivir los momentos de felicidad en unión de todos.... A veces la memoria falla, pero una foto es como un libro abierto sobre lo que sentimos en esos momentos, es la historia de la familia, es nuestro anclaje con nuestros ancestros.
El dinero es una energía maravillosa, nos otorga adquirir lo que necesitamos para el bienestar personal y familiar... pero también puede volverse efímera y volátil. Nuestros recuerdos y las cosas que pertenecieron al hogar donde nacimos y crecimos, nos anclan con los ancestros, cuidar de esas pequeñas cosas es honrar lo que somos y quienes somos. Le mostramos a las futuras generaciones sobre el valor de la familia y mostramos con el ejemplo que no nos olvidamos de los padres, de los abuelos, ellos a su vez nos honraran de la misma manera cuando ya no estemos junto a ellos y resguardaran lo que construimos para ellos. Un diploma, es la constancia de nuestras luchas y el éxito alcanzado, no darle la importancia que tiene, a mi parecer es restar nuestros propios logros.
Entonces, que podemos esperar de los hijos... 
No es mi intención promover el apego al pasado, a lo viejo.... Mi intención es reflexionar sobre la disolución de toda una historia familiar, por codicia. Nada se puede construir sobre nubes de ensueños, todo nuestro pasado es la base del presente, lo vivido es parte del crecimiento personal, desarraigarse es cortar de raíz toda nuestra experiencia...


"Cuando busco en mi historia familiar,
estoy colocando Luz en aquello que debe ser
Reconocido y Honrado"







No hay comentarios:

Publicar un comentario