Ir al contenido principal

Píldoras de Reflexión... Cuando la enfermedad tocó mi puerta.

Este es mi Rinconcito Personal, como cualquier espacio donde nos refugiamos del ruido externo e interno. Donde simplemente muevo los dedos sobre el teclado buscando ser parte de algo. Para trasformarlo o simplemente liberarme.
Cuando no estoy en mi rincón, me refugio en mi cocina o en mis telas... Pero siempre tengo algo en mente. Cuanto añoro la casa de playa de mi papá, era otro de mis refugios del agobiante mundo real, de la ciudad y su desorden social.
Cuantas noches  escuchando los autos que viajaban como bólidos por la carretera serpenteante que pasa por el frente; o la brisa marina que se escapaba para golpearme con su frescura el rostro ardido por tanto sol. 
Solo quedan los recuerdos, sobre todo la imagen de mi padre en su chinchorro, sus gruñidos porque dejamos algo fuera de orden o apagando las luces tras nuestro.
El no se ha ido, pero yace dormido por casi un mes sobre la cama fría de un hospital. Pocas veces puedo verlo y solo me queda besar sus manos hinchadas y decirle cuanto lo amo. 
En este momento me refugio aquí. Es este mi espacio para gritar en el silencio de mis pensamientos que no dejan de pensarlo, de sobresaltarme cuando escucho el timbre del teléfono. 
Pienso en mi madre, que en momentos es como siempre, nuestro pilar donde apoyarnos. En otras, sólo una niña asustada de quedarse huérfana nuevamente.  Y no tengo palabras para consolarla, solo mis brazos para sostenerla en su caída. 
Pero así son las familias, en una estamos celebrando la vida. Hasta que nos llega hacer un frente común de lucha contra la muerte. Por que damos todo, por ganar la batalla. Nos aliamos con un Dios que en ocasiones olvidamos que existe, hasta que nos recuerda que solo Él tiene la última palabra.
Las enfermedades nos llevan a la realidad, que somos humanos, débiles e imperfectos. Pero nos traen lecciones de amor infinito, nos acercan a lo Divino, nos despojamos de la vanidad, del rencor, del odio. Es triste en parte, darnos cuenta tarde de que es así. 
Todos en algún momento pasamos por una enfermedad propia o en un ser querido. Son momentos de mucho dolor, miedo y desesperanza,  para algunos. Esta es mi segunda vez. (En este enlace conocerás mas: haz click aquí
Sin embargo, aprendí a no dar nada por sentado, a dejar todo en manos de Dios y los médicos. Aprendí a valorar a mi familia, mis hijos, mis padres. A ser humilde, a tener paciencia y amar,  sobre todo a respetar cada ser vivo.
Pero también a no sentir miedo ante la muerte. Que ella es parte de la vida y es solo una transformación de la vida material a un nivel mas espiritual.
No digo que no temo perder a mi padre, sólo que si debe partir, me siento agradecida con haberlo tenido el tiempo necesario para disfrutarlo. Quizás Dios en su infinita misericordia me regale muchos años  junto a él y juro que lo disfrutaré mas. Por que será la manera de dar gracias y valorar el tiempo extra.
Y llega el momento de demostrar de que estamos hechos....
Quizás de papel, tan fuerte para soportar millones de historias y tan frágil que un simple rocío lo deshace.....
Quizás somos de piedra, tan fuerte para hacer caer al mas grande y tan débil, que no soporta pasar del calor al frío porque se vuelve arena...... 
Quizás somos de tierra, porque aún siendo la mas árida. Un solo grano de amor, hace que nos florezca los mas hermosos sentimientos.
Solo me queda decirles que no importa la situación que estemos pasando, sino la actitud que tenemos frente a ella. El dolor también es parte de la vida, de sentirnos humanos y es bueno, muy bueno expresarlo. Pero luego, hay que seguir adelante. Limpiarnos las heridas y levantarnos con mas fuerzas, por nosotros mismos y por quienes dependen de uno. 
Así es esta aventura, una montaña rusa donde estamos en la cima y otras veces, nos deslizamos por la pendiente con tanta fuerza que nos asusta, salir despedidos contra el viento. Pero está Dios, que siempre nos sostiene y nos llena de su amor infinito.



  


Comentarios

  1. El mismo día que publiqué esta entrada, muere mi padre. En silencio, en paz....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El Amor en la Pareja.

Mirar tus ojos por vez primera
y sentir la emoción del primer abrazo,
recorrer tu cuerpo con las manos temblorosas
ver todo el  mundo en tu sonrisa.
Eso es el Amor...

Es difícil mantener en el tiempo esa primera emoción que creemos es el amor. Cuando conocemos a alguien la primera impresión que nuestro cuerpo experimenta es una simple atracción por el aspecto físico de la otra persona; existe un elemento en el conjunto que representa su cuerpo que nos gusta y nos hace sentir atraídos, nos produce una sensación de bienestar y confort. Este primer encuentro nos permite visualizar sólo lo externo de la otra persona, sus olores, su forma de hablar o reír y por lo tanto nos agrada y produce cierto placer. Al principio relacionamos esta sensación de placer con el amor y nos creemos "enamorados", embelesados por la apariencia que el otro nos trasmite. El amor en la pareja no es algo momentáneo o como muchos dirían "amor a primera vista". Esto es sólo atracción.  Cuando establecem…

El águila Calva y la Mujer (Cuento) Cuando el Amor, va mas allá de las apariencias.

Aunque he estado alejada un poco de mi Rinconcito de Luz. Quiero retomar mi blog iniciando con un hermoso cuento de amor, que cree con el corazón para compartir con mis lectores. 
Espero les guste!





El águila Calva y la Mujer(Cuento)
Había una vez un águila calva, majestuosa, única en su especie. Gustaba de volar alto y vivir aventuras nuevas en cada uno de sus vuelos.  Tenía un corazón justo y valeroso. Siempre dispuesto a ver todo con objetiva precisión, sonreía siempre y hacia amigos donde quiera que llegara. A pesar de ser sólo un águila, era poseedor del don de leer y comprender los más ocultos mensajes que se escondían detrás de las letras. El águila calva, a pesar que tenía su propio nido, no se sentía feliz del todo. En su mundo nadie compartía el amor por la aventura  y la libertad que se revelaban en su corazón. Ni siquiera por escuchar lo que quería compartir y las historias miles que había leído en su andar por la vida. De hecho, se sentía solo en muchas ocasiones y buscaba anh…

Estereotipos de Belleza de la Nueva Era

"Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos" (El Principito)


En estos días, revisando algunos post publicados en las redes sociales, alguien subió una imagen de una mujer de talla grande abrazada a su pareja un chico bastante atlético, con la siguiente frase:
"No hay nada más bonito que tu pareja te acepte como eres, que te valore y no le de pena salir contigo ese es un amor verdadero, no ese que te hace críticas y se avergüenza de ti, si tu pareja te critica es porque no te merece, y tú te mereces alguien que te acepte y ame como eres"

Como es de esperarse, el publicado no tardó en hacerse centro de un caluroso debate sobre el ideal de la belleza femenina. Incluso hubo personas, sobre todo mujeres, que más que debatir (defender un punto de vista o idea) se dedicaron a criticar y menospreciar el aspecto físico de la joven en la imagen.

¿Pero quién decide sobre lo que es perfecto o no?
Según la web, define el "Estereotipo como la perce…