Bienvenidos a mi Rinconcito de luz...

Bienvenidos a mi Rinconcito de luz...

martes, 11 de julio de 2017

La Aventura de Vivir en Pareja

¿Rutina o ritual?..

Cada día debe ser una aventura, un momento para enamorarse.
Un abrazo tal vez.
Ambas pueden ser maravillosas para mantener una relación de pareja saludable. Todo va a depender del cristal con lo mires. 
Vivir en pareja es toda una aventura. Es responsabilidad de ambas partes que se mantenga como un hermoso cuento de hadas o se transforme en una historia de horror.
Muchas veces la rutina literalmente "mata" esa nota romántica que sentimos al principio. Pero realmente la "rutina" es la responsable. 
La realidad de la vida es que mantenemos una constante rutina, nos despertamos, vamos al baño, desayunamos o simplemente tomamos café, preparamos a los niños para el cole, al trabajo, etcétera.
Son actividades que no podemos dejar de hacer, son parte de la vida y del día a día.
Pero cómo hacer para que eso no destruya la vida en pareja. En mi simple opinión y lo que me ha resultado ha sido convertir cada una de ellas en un ritual de amor, para mi esposo y para mis hijas. Ahora, vive mi suegra con nosotros y también la incluimos en nuestro diario quehacer.
Cada mañana, mi esposo se levanta mucho mas temprano (es madrugador, yo no) y como buenos latinos, no falta el café. Ese momento del día es todo un ritual de amor: casi siempre es un buenos días princesa, hermosa; otros, coloca música  y me dice "me acompañas a tomar café".
Ese ritual, me hace sonreír y por mucho sueño que tenga no puedo negarme. 
Un día es en el comedor de la cocina, para el día siguiente es en la terracita. Ese es nuestro primer encuentro a solas. Hablamos sobre nuestro día, planeamos las actividades, lo que queremos comer, hacer, nos decimos que nos amamos, en fin nos conectamos.
Luego viene hacer el desayuno, (eso me toca a mi jajaja). Tenemos una niña con parálisis cerebral, mi suegra está recuperándose de una cirugía muy compleja y la otra niña es una deportista. Cada una con una dieta distinta, preparo cada desayuno por separado con la ayuda de mi querido esposo. Y viene el siguiente ritual: Dar gracias a Dios por este nuevo día, por los primeros alimentos y lo ideal es que estemos todos juntos en la mesa. 
No hay discusiones, ni gritos, ni peleas y si hay incomodidad por algo, lo mejor es conversar.
En resumen, cada comida del día es una nueva aventura, cambiar de espacio, compartir con todos.
Otra cosa que hacemos juntos es bañarnos, es parte de nosotros y es un momento para reírnos, acariciarse sin "acariciar". Lo convertimos en un espacio alternativo dentro del hogar, para estar a solas, para disfrutar de la intimidad. 
Soy de la firme creencia que no es la rutina, es la falta de interés. De novios, nos mantenemos arregladas, peinadas, buscamos pretextos para estar juntos. Al casarnos, perdemos el interés en nosotros mismos, en nuestra pareja, en lo que nos mantenía juntos. Un café a media tarde puede ser todo un ritual. Una o dos veces por semana, arréglate para cenar, aunque estén los hijos, la suegra. Maquillate, ponte tacones; pide ayuda a tu esposo para que termine de hacer la comida mientras te retocas. 
Caminen hasta el mercado tomados de la mano. Salir una vez al mes a solas o solo programa una tarde para los dos.
Aunque sientas que no tienes tiempo, si lo hay cuando ambos están comprometidos con la relación. Los hijos, no son un obtáculo, sino una bendición y el resultado del amor de ambos.
Mi familia, está formada por los tuyos, los míos y los nuestros.... Aún así funcionamos!
Ambos trabajamos casi 19 horas al día, dos personas especiales a nuestro cuidado. Así con todo hemos aprendido a mantener el fuego, el amor y la pasión al día.
Ser amigos, cómplices, compañeros, amantes, novios. Tener una comunicación asertiva y positiva es la respuesta. El respeto mutuo, sobre todo es importantísimo; eso implica, nada de comparaciones, nada de recriminaciones, ni recordar el pasado.
Si elegimos a esa persona para pasar el resto de nuestra vida juntos, entonces hagamos que ese espacio de tiempo sea el mejor. 
Si te sientes atrapada en una rutina, tu pareja no te estimula para volver la rutina un ritual. Piensalo: vale la pena seguir en esa relación?
Nada es perfecto, mi relación de pareja no es la mejor, pero sí es la que me llena, me funciona y me siento feliz.
Amo a mi esposo y me gusta todo de él, hasta su aliento por la mañana. Pienso que hay está la mayor reflexión. Si no podemos soportar su olores, sus ronquidos, su personalidad, que hacemos ahí. 
Esta es mi experiencia y la comparto, si te sirve de algo me sentiré feliz por ti y tu relación. 
Mi querido JD y yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario